Translate

jueves, 5 de noviembre de 2015

Fragmento de "Come off me"

Quizás realmente haya llegado la hora de estallar, de mostrarle mis garras al mundo, de clavar las tuyas en este puto rumbo que no deja de guiarme hacia tus pies. La rendición, siempre, esta asquerosa devoción que te alza los pasos más allá de mi cabeza y que se erige y se endereza a medida que va haciéndose más pequeña mi ilusión de sobrevivir. Si todos somos la misma mierda, el mismo envase, la misma construcción, pedante reflejo de los lugares más banales y más esquivos de la realidad. Sacate la cara, sacátela, no me sirve mirarte si es detrás de esa putrefacta máscara que te cuida de mi, de vos, de todos, de nadie más. Qué sabés de protegerte si te la pasás rodeando mi espalda con tu abrazo, disimuladamente. Y raspa, sabés, raspa, porque pone el cuero en carne viva, la desaparece entre las vomitivas promesas de tu ternura, y los pelos de tus brazos, de los que me termino aferrando para no caer cuando descubro que si caes vos, te sigo. Y las horas pasan y la inyección de realidad nunca es suficiente, no importa lo que piense la gente ni el tiempo, ni dios. Sos obra del diablo, sos mi sacrificio, el lugar donde me ha encontrado la muerte, de la manera más traicionera posible, sin armas, sin fuerzas, sin ganas de nada más que de anclar mis huesos a tu voz.

No hay comentarios: