Translate

viernes, 24 de mayo de 2013

24 de Mayo de 2013

Creo que hay que aprender a asumir las derrotas. Ese pelotudo optimismo sólo termina haciendo que una se vuelva necia e insista con algo que, es evidente, nunca va a llegar. Perdón a los que creyeron; seguramente se pueda, y esta renuncia tenga que ver con algo personal. Les deseo toda la suerte y toda la fortaleza. Y les paso la posta a los que aún crean, a los valientes, a los que sí son dignos de admirar. 
Al cabo todas las historias deben llegar a su fin. Acá se clausura la que hasta hoy escribí, o mejor dicho repetí en tantas páginas absurdas. 
Fin.

No hay comentarios: