Translate

viernes, 5 de abril de 2013

Texto de Daniel Naistat


Pienso que tipea las teclas negras de una olivetti verde en la pequeña mesa de su casa, empujando intensamente sus dedos con una furia muscular, en un subir y bajar sus manos como una pianista de música clásica, que sin embargo hace el ruido de una línea de producción de una fabrica automotriz.
Pienso que está tallando una historia semireferencial como quien con el cincel configura en piedra un autorretrato.
Pero en realidad está tipeando las teclas de una computadora, absorbiendo uno a uno sus cigarrillos parliament, dejando un cementerio de colillas en el cenicero, oyendo un sinfín de canciones de trova, mientras escribe, mientras describe universos paralelos.
Yo tuve el privilegio, el invaluable privilegio de pasar por allí, por ese laboratorio literario en el que ella vive y sueña, en el que ella dibuja, en el que ella odia y ama, en el que el calor artificial es semejante al de una hoguera.
Ahora estará escribiendo una nueva historia, ya la estoy viendo, en realidad la imagino.
 Nos sorprenderá a todos como lo ha hecho con cada una de sus novelas anteriores, nos sorprenderá a todos reeditándose a sí misma.

Daniel Naistat

No hay comentarios: