Translate

sábado, 16 de febrero de 2013

Somos


Somos una alegoría. O tal vez una repetición en eco difuso, confuso, mareado, perdido, irritado, de un solo sonido que alguien pronunció alguna vez. Una suerte de canto desafinado, desentonado, disfónico, atolondrado; que confunde notas con derrotas y olvida la letra en mitad de la canción. Una obra mal ensayada, que omitió contratar apuntadores, que borroneó tanto el guión que ni el director la entiende;  demasiado rica en escenario, decorado y vestuario, con más actores que papeles, sin público y sin telón. Una enfermedad autoinmune pero cobarde, que llega siempre hasta el borde pero no se anima a más, y nunca da el último paso; entonces se recupera, se perdona y casi se pone de pie, hasta que ciega por el virus y la culpa vuelve a contaminarse, y se envenena con más virulencia, y la promesa de muerte es cada vez más violenta, aunque también es más piadoso el perdón. Una fábula sin moraleja, un cuento tartamudeado hasta hacerle perder el suspenso, una falsa premonición. 

1 comentario:

DiscursoBravo dijo...

inquieta y perturba esta visión.