Translate

sábado, 11 de febrero de 2012

¡Nuevo!

La lectura de estas páginas es absolutamente atrapante. La autora toma la historia y la recrea de una manera impertinente, desopilante y profunda.

Buceando aristas impensadas y dibujando un imaginario nuevo del pasado, creando algo tan posible que hasta suena riesgoso para la historia misma, porque podría ser ésta, tranquilamente.

Volvemos a un pasado donde nos encontramos de golpe  imaginando a un prócer en portaligas, sintiéndolos íntimos, sabiéndolos humanos, iguales, pero humanos.

Seguramente, la historia seguirá siendo contada de la misma manera, y el mármol seguirá erguido, pero esta visión es necesaria; fantasiosa, pero necesaria.
Agustín Queipo

No hay comentarios: