Translate

sábado, 1 de octubre de 2011

Prólogo de "Lo demás es cosa de Valientes"

         Esta es una obra deliciosa, con la música que provocan los días, cayendo del almanaque, girando caprichosos, doliéndoles al tiempo, sonando en el silencio de las dudas, los caminos y el miedo. Esta novela lleva los acordes menores  y mayores que la vida y los sueños combinan. Tiene los sabores que usurpan cada paladar de notas graves, dulces, filosas y atrevidas.

            Es quizás, la novela de los fríos y calientes contrastantes, de los antes de hoy los mañana, de los rojo y azul complementarios, de los dolores que ya ni el tiempo quita y los amores que todo lo reparan.

            Esta es, como la vida, una novela de amor. Un amor necesario y repentino, demente y cerebral, crepitante y lodoso, epopéyico y frágil, perezoso y valiente.

“La cobardía es asunto
de los hombres, no de los amantes
los amores cobardes no llegan
ni a amores, ni a historias
se quedan allí
ni el silencio los puede curar
ni el mejor orador conjugar.”
                                           Silvio Rodríguez


Agustín Queipo.

No hay comentarios: