Translate

viernes, 7 de octubre de 2011

Perpetua

Y a veces es así, más egoísta que otros días; y con todo lo que sucede a mi alrededor, yo que no puedo dejar de verme la punta de la nariz. Será por eso quizás esta condena. Acaso si hubiese aprendido la libertad hubiera olvidado ojear de tanto en tanto fuera de mí. Si así fuese sentiría orgullo de cumplir esta pena; aunque, confieso, no dejo de pensar que quizás esta idea sea tan sólo una manera de justificar los pasos errados.
Tengo bajo la manga la estrategia perfecta; vengo trabajando en ella los últimos treinta y un años de mi vida. Si es que alguna vez logro convencerme de querer salir de aquí apelaré a la declaración de mi insanía. Creo que de ella no habría juez que pudiese dudar.
Mientras tanto, elijo quedarme aquí dentro, hasta tanto junte el valor de saber que libre podré andar sin perder el rumbo...
Me quedo pensando... quizás ustedes conozcan un buen abogado... háganmelo saber.

No hay comentarios: